wohnen – leben

En esta entrada voy a seguir centrándome en la utilidad que tiene la traducción para “comprender” la lengua cuando la aprendes de adulto. La diferencia entre aprender una lengua de adulto y aprenderla de niño (Kind, para entendernos) es que los niños aprenden con el uso y las repeticiones, mientras que los adultos muchas veces no usamos suficientemente la lengua, y por tanto repetimos mucho menos. A cambio, podemos aprender, con buenas técnicas de estudio, mucho más en un período mucho más corto.

Continuar leyendo “wohnen – leben”