Un ejemplo

Mi recomendación es que en tu cuaderno escribas tus propios textos. Pero si no te ves con ánimos o no tienes forma de corregirlos, hay otras opciones.

Una de ellas es acudir a tus primeros libros de texto. Te aconsejo hacer alguna prueba de nivel, y buscar libros del nivel más bajo que hayas sacado (si hay varias pruebas) o de uno o dos niveles inferiores al tuyo, si sólo tienes un resultado global. Y seguro que encontrarás textos que puedan servirte de modelo para tu cuaderno. La traducción la deberás hacer tú, y si tienes alguna duda, consulta a alguien que domine ambos idiomas. Ten en cuenta que cada persona tiene su forma de expresarse, de modo que la mejor traducción debe ser la tuya, una vez hayas entendido el texto alemán, y la hayas contrastado.

Continuar leyendo “Un ejemplo”